email marketing

Cómo crear el email perfecto para triunfar en tus campañas de email marketing

marketing digital

 Post autor invitado Javier Barros

Varios años de práctica y cientos de olas surfeadas.

Y a pesar de eso, todavía hoy me pongo un poco nervioso justo antes de ponerme de pie en la tabla cada vez que hago surf.

Con el email marketing ocurre algo similar.

Desde que me especialicé en ello, he perdido la cuenta de la cantidad de correos electrónicos que he escrito y enviado, tanto para mí como para clientes.

Sin embargo, antes de enviar cada nuevo email siento un poco de nervios, porque en el fondo, hasta que no lo envío, no sé realmente si va a funcionar.

Como en el surf: hasta que no te subes a la tabla, no sabes si ese día será de revolcones o de cabalgar una y otra ola con la soltura de un domador del agua.

La redacción de un email no es una ciencia exacta, así que tienes que experimentar mucho hasta que descubres qué funciona y qué no.

¿Imaginas tener un atajo?

Pues estás de enhorabuena, porque eso es precisamente este artículo. Voy a compartir contigo mis mejores secretos para que escribas el email perfecto en tu próxima campaña desde el asunto hasta el punto final.

Cómo crear un asunto irresistible en email marketing

Escribir un buen asunto no es tarea fácil, y escribir uno magnético es aún más complicado.

Sin embargo, no puedes permitirte un asunto que pase inadvertido, deje indiferente o no despierte la curiosidad necesaria en tus clientes, porque si el asunto no motiva la apertura, el fracaso de tu campaña está asegurado.

[Tweet “Si el asunto no motiva abrir el email, tu campaña será un fracaso”]

El asunto es como un guardaespaldas en una discoteca: por muy buena que sea la fiesta en el interior, si no te deja pasar, te quedas fuera.

En el email marketing, la fiesta está en el interior del correo, así que tienes que conseguir que tu lector quiera abrirlo y devorar el contenido.

Para ayudarte, toma nota de estos 10 consejos.  

1. Usa corchetes

Cuando envíes un lead magnet, una infografía, avises de un nuevo webinar o de nuevo post de tu blog utiliza los corchetes:

[Nuevo Webinar] 5 trucos esenciales para disparar las conversiones en email marketing

2. Describe el valor del contenido del email

Tanto para mostrar lo que conseguirán como lo que pueden evitar, como en este ejemplo:

El 70% de los marketeros cometen este error en la creación de contenidos. ¿Eres uno de ellos?

3. Utiliza el humor, sé único y personal

No tengas miedo de mostrar tu lado más personal de vez en cuando.

¡¿Qué carajo está pasando?!

Compartir un tono más personal, sorprenderá a tus suscriptores de una forma positiva y mejorarás tu tasa de conversión.

¿Y si por hacer esto aumenta la tasa de desuscripciones?

Bueno, no pasa nada. Si a esas personas no les gusta tu estilo y no conectan contigo, mejor que se marchen. Es mejor tener menos suscriptores, pero de calidad, que una lista enorme de personas que no convierten, ¿no te parece?

4. Personaliza los emails

No hace falta utilizar el nombre en cada correo, pero en aquellos en los que mencionar el nombre quede natural, no dudes e inclúyelo en el asunto de tu email.

Pepito, ¿tú qué harías en mi lugar?

5. Genera urgencia y escasez

La sensación de urgencia y de escasez despiertan emociones muy eficaces en una campaña de venta, por lo que si consigues crear un asunto que incluya estos dos ingredientes, puedes asegurar una tasa de apertura alta.

¿Por qué funcionan tan bien?

La urgencia motiva a pasar a la acción. Tendemos a procrastinar y a dejar todo para el último momento, así que una inyección de urgencia mueve al lector a aprovechar la oportunidad en ese momento.

Por otro lado, si a esa urgencia le añadimos una dosis de unidades limitadas… el efecto se multiplica.

[Última oportunidad] El descuento del 85% termina dentro de 2 horas

6. Utiliza comillas

Las comillas generan la impresión de que el asunto es algo que ha dicho alguien, parte de una historia, lo que lo convierte en algo personal.

A todos nos gustan las historias y a nadie le gusta quedarse a medias.

Imagina que, en un contexto de cocina y recetas, recibes este asunto:

“No sé cómo comer esto”

¿No te quedas con las ganas de saber qué narices ha pasado para que alguien diga algo así?

7. Sé específico

¿Qué hay en el email? Una buena estrategia para crear un asunto de email irresistible es ser explícito en lo que encontrarán al abrirlo.

7 pasos para crear tu primera campaña de email marketing

8. Sé positivo

Los asuntos con mensajes positivos funcionan mejor que los que apelan a emociones negativas.

¿Y si quieres generar escasez y urgencia? Se puede hacer siendo positivo.

La última oportunidad para conseguir [lo-que-sea] te está esperando

9. Sintetiza

¿Cómo de largo debe ser un asunto?

El asunto perfecto debe ser corto. Muy corto. Según varios estudios la longitud ideal es entre 3 y 4 palabras.

[Tweet “¿Sabes cuántas palabras tiene el asunto del email perfecto?”]

A partir de ahí, cada nueva palabra añadida será un porcentaje menos de apertura. Solo se recomienda añadir una quinta palabra si añadirá algo imprescindible para el resto del asunto.

10. Cuidado con las mayúsculas

El uso de mayúsculas reduce el porcentaje de aperturas de un email, así que ¡cuidado cómo las usas en tus asuntos!

Y no solo es que reduzcan las aperturas, es que solo por el asunto muchos emails se mandan a la papelera o se marcan como spam, de modo que hay que tener especial cuidado.

No escribas los asuntos completamente en mayúsculas y úsalas con criterio: para resaltar una palabra concreta y estratégica o cuando vaya entre corchetes.

Cómo redactar el cuerpo del email

Si tuviera que darte un único consejo sería este: no comiences el email con un saludo; ve directo al grano.

Teniendo en cuenta que la gente tiene poco tiempo, mejor que un “Hola, Fulanito”, comienza de lleno: “Sé que esto suena a cosa de locos, pero cuando estaba [y empiezas a contar una historia relacionada con el problema de tu cliente]”.

Es decir, no malgastes caracteres en saludos e intenta enganchar a tu lector con una historia con la que rápidamente se sienta identificado.

¿Esto es una ciencia exacta en todos los sectores? No, en absoluto.

Puede que no saludar no sea la mejor solución para determinados tipos de audiencia, pero lo cierto es que a la mayoría de la gente le importan más bien poco las formalidades. Lo que quieren saber es qué tienes para ellos y por qué has aparecido en su bandeja de entrada.

Pero, más allá del arranque, ¿cómo se redacta el cuerpo de un email para que sea efectivo?

Depende del tipo de correo. Te cuento las claves que mejor funcionan.

Email de bienvenida

El momento inmediatamente después de que una persona se suscriba es el mejor momento para empezar a construir una relación con tu nuevo suscriptor.

De acuerdo con un estudio de Ometria, el 74,4% de la gente espera recibir un email de bienvenida. Y según otras investigaciones, puedes conseguir ratios de apertura 4 veces superior y un CTR 5 veces mayor que cuando se envían emails de promociones.

Visto lo visto, parece lógico incluir un email de bienvenida en tu estrategia de email marketing, ¿no?

Para optimizar su eficacia, agradece la suscripción, explica qué puede esperar de tus envíos e incluye una llamada a la acción (para descargar algún recurso, seguirte en las redes sociales o incluso comprar algo con un descuento especial).

Email de confirmación

El email de confirmación es parecido al email de bienvenida. Es un correo que envías justo después de que se haya producido una conversión; por ejemplo, una venta.

¿Qué información debes incluir?:

  • Un resumen de la compra (los productos o servicios contratados).
  • Un agradecimiento.
  • Información de interés (cómo lo recibirá, cuándo…).

Aunque el objetivo se haya conseguido, no seas soseras y cuida el estilo para transmitir cercanía y afianzar la relación con esa persona (mejorar el engagement, como se dice en el mundillo marketero).

Email “sé qué necesitas ahora”

¿Conoces el ciclo de vida de tus clientes? Es fundamental para aprovechar este tipo de emails.

El ciclo de vida de un cliente se compone de los diferentes momentos en los que pasa una persona para poder ofrecer soluciones en cada uno de ellos.

Por ejemplo, en mi caso, no tiene los mismos problemas un cliente que acaba de descubrir que existe el email marketing (y, por tanto, tiene un perfil novato), que alguien que busca mejorar las tasas de conversión o el que quiere optimizar sus embudos de venta.

Si eres capaz de detectar las fases por las que pasan tus clientes, puedes adelantarte a ellas y ofrecerles soluciones específicas para problemas específicos durante más tiempo.

Email de venta y ofertas especiales

¿Qué longitud debe tener un email de venta?

Pues no hay una respuesta única para todos los casos, porque depende de la complejidad del producto o servicio que quieres vender y de su precio.

No es lo mismo intentar vender algo que cuesta solo 7 que un servicio de mentoría que cuesta 5.000 .

Sin embargo, aunque depende de la oferta en sí, del sector y de la audiencia, no te recomiendo convertir tu email en una pequeña novela. marketing digital

Los emails largos suelen leerse menos que los cortos, así que cuanto más breve seas, mejor.

Recuerda que para explicar en detalle tu oferta y persuadir a tu cliente ya tienes una página de venta, así que podríamos decir que la función del email es conseguir que haga clic y aterrice en la landing.

Entonces, ¿qué debe contener un buen email de venta?

Los mayores beneficios del producto o servicio que quieres vender.

Si te molan las cifras, según HubSpot, el email de venta perfecto contiene entre 50 y 125 palabras.

¿Te parecen pocas?

En realidad, es un ejercicio de síntesis: no digas con 4 palabras lo que puedes decir en 2 y céntrate en los beneficios, la urgencia y una buena llamada a la acción (de esto hablaremos ahora después).

[Tweet “¿Cuál es la longitud perfecta de un email de venta?”]

Email en fechas señaladas

Si piensas en el Black Friday, la Navidad o San Valentín, ¿qué tiene en común estas fechas? Que todo el mundo envía emails con ofertas.

Así que aquí la pregunta es: ¿cómo destacar de la avalancha de emails que recibirán los clientes?

Hay un truco muy efectivo: anticiparte y ser el primero en aparecer en la bandeja de entrada.

Es decir, envía los emails de tus campañas de email marketing antes de que llegue la fecha especial.

Email educacional

¿Qué es un email educacional? Un correo en el que el contenido ayuda a resolver un problema o una necesidad que tiene tu cliente potencial.

En este caso, los estudios, los casos de éxito y las explicaciones sobre cómo solucionar un problema de una manera alternativa suelen funcionar muy bien.

Email de reactivación de suscriptores

¿En tu lista hay suscriptores “dormidos” o “zombies” que no abren nunca tus correos?

Necesitas hacer algo para intentar reactivarlos y reengancharlos.

Para ello, nada mejor que utilizar uno de los principios básicos de la persuasión: la reciprocidad.

La reciprocidad defiende que la mayoría de la gente está dispuesta a dar algo a cambio si antes recibe algo que le resulta útil o interesante.

Así que, antes de nada, piensa qué podrías ofrecer a este grupo de suscriptores para llamar su atención y despertar en ellos el sentimiento de reciprocidad. ¿Qué tal un nuevo ebook gratuito, por ejemplo? ¿O un descuento?

Da igual lo que sea. Lo importante es que sea un regalo de valor para ellos.

El siguiente paso es pedirles un pequeño favor a cambio: que respondan 2 o 3 preguntas (¡no más!) para intentar saber por qué están inactivos.

Cuando pruebes esta estrategia en tu email marketing, comprobarás que muchos de ellos se reactivarán simplemente por el hecho de responder estas preguntas. Otros responderán, aunque no se reactiven (pero habrás conseguido información de gran valor) y otros se darán de baja (para tenerlos dormidos, mejor que se vayan).

Puedes comenzar este email con un “¡Ey, he notado que algo no va del todo bien” o “¿Te puedo pedir un favorcillo?”.

Presenta tu regalo y añade la llamada a la acción rápidamente para que respondan tus preguntas en ese momento.

Email de abandono de una compra

Sobre el abandono del carrito podríamos escribir una tesis, pero lo vamos a resumir en algunos ejemplos específicos para que tus emails de recuperación de carrito sean efectivos.

El objetivo de este tipo de correos es recordarle a tu cliente que tiene algo pendiente en el carrito. Algo que es SUYO.

Por supuesto, debe pagar antes por ello, pero al enfocarte en lo que ya ha hecho (los pasos hasta llegar a casi finalizar la compra) activas la sensación de propiedad en su mente inconsciente.

Por ejemplo:

Pepito, ¿te has olvidado de tu [producto/servicio]?

Tu [producto/servicio] te está esperando.

Y añade un pellizco de escasez y urgencia; dile que aún tiene una oportunidad de conseguirlo, pero durante un tiempo limitado:

Tu [producto/servicio] te está esperando.

Podrás conseguirlo solo durante X días.

Convierte la oferta en algo exclusivo:

[producto/servicio] todavía está disponible solo para ti.

Compra ahora [producto/servicio] y consigue un X% de descuento.

Además, intenta apelar a las emociones para hacer tu oferta aún más irresistible.

Email de petición de feedback

Conocer de primera mano la opinión de tus clientes es un tesoro.

Sin embargo, es muy habitual no saber cómo recabar esta información. En parte nos da apuro preguntar y en parte nos da algo de miedo por si no están satisfechos.

Pues bien, te diré que una campaña de email marketing sin una petición de feedback es como un jardín sin flores.

Te recomiendo pedir feedback tanto a los compradores como a los no compradores.

De los compradores, sabrás qué nivel de satisfacción han conseguido, qué puedes mejorar y podrás tener testimonios de clientes (la prueba social tiene un gran peso en las compras en internet).

De los segundos, sabrás cuáles son las mayores objeciones que encuentran tus potenciales clientes y adelantarte a ellas en tu próxima campaña.

Para conseguir feedback en este email, aplica la ley de la reciprocidad y deja claro qué quieres que hagan a continuación. Es decir, pregunta de forma clara a través de una llamada a la acción concreta.

Creo que ya ha llegado el momento de detenernos a hablar en detalle de las CTA.

Cómo cerrar el email: CTA

Si te fijas, independientemente del tipo de email que envíes, prácticamente en todos hemos hablado de la llamada a la acción.

Tan importante es escribir un asunto llamativo para animar la apertura del correo como terminarlo con una buena CTA que invite a hacer clic.

Pero ¿qué es una llamada a la acción o CTA?

Ni más ni menos que el siguiente paso que quieres que dé el lector.

En un email de venta, el CTA será un enlace a la página de venta.

En una newsletter anunciando tu nuevo post, el CTA será el link al post.

En un email de una encuesta, el CTA puede ser una simple pregunta o un enlace a un formulario.

Como estarás imaginando, una llamada a la acción efectiva es aquella que consigue un alto índice de conversión.

¿Cómo se construye un CTA perfecto?

En primer lugar, debes pensar en el objetivo del email.

¿Por qué estás enviando ese correo? La respuesta te dirá qué acción quieres que haga tu suscriptor al terminar de leer y te dará pistas de cómo enfocar la llamada a la acción.

Te dejo las claves más importantes que debes tener en cuenta a la hora de crear un CTA:

  • Un email, un CTA: procura que en un email solo haya un destino. Si mareas a tu lector con múltiples opciones, es posible que no haga clic en ningún sitio.
  • Destaca un beneficio: en lugar de “haz clic aquí” o “Compra aquí el servicio X”, convierte el CTA en un beneficio. Por ejemplo, “Quiero mejorar las conversiones de mis campañas de email marketing”.
  • Utiliza un verbo de acción: comienza tu CTA con un verbo de acción mejor que con un sustantivo o un adjetivo.
  • Habla en primera persona: escribe el verbo desde el punto de vista de tu cliente. Por ejemplo, “Dime cómo mejorar mi perfil de Instagram” frente a “Mejora tu perfil de Instagram”.
  • Incluye palabras que inviten a la acción: “ahora”, “hoy”, “ya”.
  • Asegúrate que el CTA destaca del resto del texto de un simple vistazo.
  • Si incluyes un botón, usa el naranja.
  • Comprueba que el enlace funciona: si la llamada a la acción es un enlace, por favor, antes de enviar tu correo, ¡asegúrate de que funciona y lleva al destino correcto!

¿Quieres todavía más ejemplos para tus campañas de email marketing?

Si te parece útil la información que has leído en este artículo, ¡úsala! Enriquece estas ideas con tu propio tono y estilo y ¡experimenta!

¿Te gustaría tener las plantillas que yo mismo uso en mis campañas y descubrir paso a paso cómo duplicar las ventas de tu negocio utilizando el poder el email marketing de una forma estratégica?

Entonces, te invito a mi training gratuito de Email Marketing Que Convierte, en el que compartiré contigo:

  • Los 40 tipos de correos que mejor funcionan y que yo mismo utilizo.
  • Las 3 únicas estrategias que necesitas para triunfar con tu email marketing.
  • Cómo crear una campaña de venta de alta conversión en solo 10 minutos y con el 85% del trabajo hecho gracias a mis plantillas.

Empezamos en una semana.

marketing digital

Y ahora, cuéntame: ¿qué resultados sueles tener con tus campañas de email marketing? ¿Qué truco es el que más te ha sorprendido? Seguimos en los comentarios.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.